Somos una historia y una maraña.

Y bueno, cásate conmigo.

Y yo pienso en lo recurrente que eres, en lo persistente que es tu imagen en mi cabeza, que se desprende de a poquitos hasta cuando duermo.